Una de las claves para la terapia Tomatís, es el oído electrónico.

El “oído electrónico”, funciona como un amplificador-transductor, cuando escuchamos la música. Estaría, en medio,  entre  el reproductor de la música y los auriculares. Va modificando la música entre dos canales: el primero acentúa  las frecuencias bajas, graves,  y el segundo acentúa las frecuencias altas, agudas. Ese mecanismo  de báscula obliga a los músculos del oído medio a trabajar intensamente, ganando elasticidad, de tal forma que la respuesta del oído mejora, pues percibe los sonidos de todo el espectro auditivo con mayor precisión.

El oído electrónico construido por A. Tomatís tiene como objetivo reforzar los  músculos  del martillo y del estribo, que se encuentran en el oído medio, y son los encargados de transmitir y amortiguar las vibraciones que pasarán al oído interno. Protegen el oído interno, disminuyen la intensidad de las frecuencias bajas y mejoran la audición. A fin de lograr ese resultado, el músculo del estribo debe mantener una tensión fuerte y casi constante. El oído electrónico en el oído medio actuaría como  una forma de gimnasia auditiva.

Además el oído electrónico también trabaja sobre las dos vías por las que recibimos el sonido, la aérea (a través del oído externo y medio) y la ósea, a través de los huesos del cráneo.

Los cascos que utilizamos en las sesiones de Tomatís, llevan además de los auriculares convencionales un vibrador en la parte superior, que transmite las vibraciones de la música a los huesos del cráneo y, de ahí, a todos los huesos del cuerpo.  El oído electrónico, a través de un parámetro, que denominamos “precesión”, establece diferencias de tiempo en la percepción de la música en ambos canales, óseo y aéreo. Estas desincronias de milisegundos estimulan inconscientemente la persona que está oyendo la música. Escuchar música a través del oído electrónico parece una actividad pasiva, pero estamos activando al sujeto a trabajar el proceso de oír y escuchar.

El oído electrónico,  supone una tecnología muy sofisticada. Y las claves de su construción, aparte de las licencias y patentes que incluye, es una de las claves de la terapia Tomatís. Por esa razón, porque sabemos de su importancia, confiamos en la tecnología de Besson of Switzerland ® quien garantiza el cumplimiento de la práctica y el uso de la aplicación de Audiopsycho-fonología.

Besson of Switzerland ® colabora con muchas asociaciones, fundaciones y escuelas de todo el mundo, así como participar en diversos proyectos financiados por el fondo europeo para difundir ampliamente y escrupulosamente el Método Tomatis.

besson logo si.600Christophe Besson, trabajó directamente con el Doctor A. Tomatís, y construyó para él numerosos prototipos. Aquella confianza que depositó la seguimos manteniendo ya que continuamente nos ha dado pruebas de su profesionalidad y “buen hacer”.