Aprendizaje

Algo que llegó a intuir el profesor Tomatís, fue que la lectura estaba íntimamente unida al oído, porque según afirmaba cuando leemos lo que en realidad hacemos es oírnos para poder comprendernos. De tal manera que la comprensión exige poder oír para posteriormente reinterpletarlo. Un estudio de Calvert y Al, en 1977, realizaron un escaner a sujetos que estaban leyeno en silencio, sin pronunciar, el resultado es esta neuro imagen.

Sigue leyendo