El doctor Tomatís, nos habló de la importancia del vínculo entre la madre y su bebé a través del sonido, y cómo el latido del corazón, o la respiración funcionaban como un potente lazo que es necesario reforzar.

bebe-incubadoraA partir de la las nuevas técnicas de parto, en los años 90 se priorizó la vida del recién nacido en el parto, y se le apartó de todo lo que le rodeaba para atender a sus “constantes vitales”, pero olvidándose del contacto que había tenido con la madre, creyendo que aquello era algo “no vital”.

Movimientos como la “neurociencia perinatal”,  nos han reafirmado de aquello que “Lo peor que le puede pasar a un recién nacido es ser separado de su madre”.Ya sabíamos que el contacto con la madre era fundamental para el bebé, y que ese contacto le hacia crecer y desarrollarse de manera más armónica, Esto también lo hemos comprobado en los niños adoptados, y cómo la separación con su madre biológica les provoca una herida que después es difícil de cicatrizar.

Nils Bergman, una eminencia en los cuidados  con prematuros incide en esta relación.  En nuestro caso, tiene una especial relevancia el sonido: de la voz, la respiración de la madre. Tanto es así que en actuales unidades de prematuras se cuida con especial atención el ruido, las alarmas de los monitores, los sonido ambiental….

Os pasamos el vídeo de “Restablece el paradigma original”.

Y otro artículo de la Vanguardia sobre este neonatólogo.

Artículo.

Sobre la necesidad de evitar “otros ruidos” o cómo este molesta en el desarrollo del bebe os pasamos también esta referencia de la Revista de Enfermería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>